El baño es una de las zonas más importantes del hogar. Por eso, hoy vamos a ver cómo renovar tu baño sin hacer obras.

Hacer una reforma siempre es molesta: polvo, desorden… Además dejas de tener esa estancia funcional durante unos días.

Si a esto le sumamos la actual situación económica en la que miramos hasta el último céntimo que entra en nuestra casa, nos interesa saber cómo renovar tu baño sin hacer obras.

Con este post podrás darle otro aspecto a tu baño sin necesidad de realizar obras, ahorrando dinero y aportando estilo.

Toma nota de estas ideas y consejos para saber cómo renovar tu baño sin hacer obras:

Dale una mano de pintura.

El baño es una zona que se puede ver afectada por diversas cosas: humedad, suciedad, productos, etc.

No lo dudes, pinta tu mismo las zonas donde tengas pintura. Utiliza una gama de blancos y azules, que vienen muy bien para este tipo de espacios.

Si tienes azulejos, puedes pintar encima con pinturas especiales. Son resistentes y tienen mucho brillo.

Cambia el suelo sin obras.

Puedes renovar el suelo de tu baño ¡sin obras!

Utiliza un revestimiento especial  para baldosas o incluso una pintura especial.

Los revestimientos de hoy en día imitan cualquier tipo de material.

No es recomendable utilizar un revetsimiento de madera, pues se puede deformar. Pero si es recomendable la utilización de un revestimiento cerámico o sintético.

Tienen variedad de colores y formas y se puedes colocar con facilidad.

Ten en cuenta la iluminación.

Si tienes una buena iluminación, puedes cambiar el espacio de forma completa.

Juega con los puntos de luz, con los ambientes… Una iluminación fija puede ser una buena opción.

Combina y renueva los accesorios.

La decoración es la forma más sencilla de cambiar tu baño.

Es económico y lo puedes hacer a tu gusto, ya que existe gran variedad de modelos y formas que pueden transformar tu baño.

Renovación de los sanitarios.

Si no están en buen estado, deberás plantearte en invertir en su cambio. Al final será algo que vas a tener que hacer.

Si por el contrario están bien, un cambio de griferia puede ser la solución. Le darán una imagen renovada a tus instalaciones.

Bañera o plato de ducha.

Si no te importa hacer un poco de reforma, decantate por el plato de ducha.

Aporta mucho más espacio a tu baño y te puede ayudar a ahorrar hasta un 70% en el consumo de agua.

Llegados a este punto, piensa que es algo en lo que no debes escatimar, ya que es un beneficio a largo plazo.

Eso sí, cuenta con profesionales del sector que se encarguen de realizar la reforma y que te asesoren.

Déjanos tu teléfono y te llamamos