Todos queremos que nuestra casa luzca lujosa y limpia. Cuando vamos a realizar una reforma o un proyecto de obra, pueden surgirnos ciertas dudas sobre los materiales. Algo principal, es elegir un tipo de suelo para el hogar, que sea limpio y bonito.

Ahora podemos encontrarnos en el mercado miles de variedades de suelos: tarimas, vinilos, parquets, gres, porcelánicos, microcemento… Lo difícil es saber elegir la correcta para nuestro hogar.

También se deberían de tener varios factores en cuenta. Por ejemplo, si tienes niños, mascotas, si estás poco tiempo en casa… Según tu situación sería aconsejable usar un suelo específico.

Vamos a ver cómo elegir un tipo de suelo para el hogar, que resulte óptimo para nuestra situación:

  1. Suelo laminado. Tienen un sistema en click y pueden instalarse sobre otros suelos. Es rápido de instalar y es necesario poner una capa de espuma para el ruido y las irregularidades. Existen gran cantidad de formatos, colores y texturas. Es económico y de fácil mantenimiento. Los de gama alta se utilizan en familias con niños y mascotas por su resistencia.
  2. Suelo porcelánico. Se usa tanto en interiores como exteriores. Es resistente, higiénico, fácil de limpiar. En el mercado hay piezas de diferentes formatos y texturas. El coste de este material es más alto porque su duración es mayor.

Ambos suelos son resistentes y perfectos para familias con mascotas. También existen variedades como el parquet o piedras naturales. Ya es decisión propia elegir el color y textura del material.

Los precios suelen variar bastante. Tenemos que tener muy en cuenta la calidad para elegir un tipo de suelo para el hogar. Así nos durará más en el tiempo.

Respecto a la instalación, es conveniente que un profesional la realice. El resultado final será el que buscamos. Todo limpio y perfectamente alineado. Nuestra preocupación después será como amueblar el espacio.

Para el asesoramiento a la hora de elegir el tipo de suelo para el hogar, pincha aquí.

Déjanos tu teléfono y te llamamos